El mundo es ancho y ajeno – mis pensamientos (parte 2)

En muchas maneras, a menudo me siento como una de las vacas del último capítulo las que entraron al caserío y observaban con sus grandes ojos sorprendidos cuando yo lea o hablar de la literatura latinoamericana. Leo las palabras sin comprensión del contexto de las narrativas.

Recuerdo lo que leí en el libro de Jean Franco, An Introduction to Spanish-American Literature. Franco indica que Ciro Alegría fue miembro del partido político peruano, Alianza popular revolucionaria americana (APRA). Con curiosidad, busqué este partido para aprender más. Según el Wikipedia, el APRA es el partido más antiguo sobreviviente y más establecido en Perú. El autor del artículo de la wikipedia afirma que “APRA is as much a social phenomenon as a political movement, with a membership whose loyalty to the party has been unwavering for several generations.” El artículo sigue, describiendo la ideología de la APRA como antiimperialista, panamericanista y en apoyo firme a la solidaridad internacional y el nacionalismo económico. Esto, al menos para mí, suena muy parecido a las ideologías de Marx, Bolívar y Castro.

Admito, no sé mucha de la historia latinoamericana, más que el hecho de que los indios existieron y vivieron en su tierra durante siglos hasta que los europeos llegaron y borraron su forma de vida por completo. Más tarde, los países norteamericanos llegaron para desangrar la tierra seca de sus recursos naturales: minerales, petróleo y productos agrícolas porque puedan alcanzarse a un costo bajo con poca o ninguna consideración por las vidas extranjeras que son afectadas por la expansión imperial.

La parte que realmente resonó conmigo fue: “[e]n ese mundo ancho, cambios de lugar, vamos de un lao pa otro buscando la vida. Pero el mundo es ajeno y nada nos da nada, ni siquiera un güen salario, y el hombre muere con la frente pegada a una tierra amarga de lágrimas. Defendamos nuestra tierra, nuestro sitio en el mundo, que así defenderemos nuestra libertá y nuestra vida. La suerte de los pobres es una y pediremos a todos que nos acompañen. Así ganaremos.”

Para mí, este pasaje trata del poder: los líderes mundiales luchan por el poder; el poder que las clases altas acumulan y retienen de las clases bajas; el que las clases bajas y el marginado desean tener. Pero al final, todos morimos. Desperdiciamos nuestra existencia al tratar de conseguir lo que otras personas tienen en lugar de disfrutar de lo que tenemos actualmente. La lucha por el poder y la riqueza parece ser una fuerza impulsora en la sociedad actual, sin embargo, ¿qué hay que demostrar para esto? Más poder y más dinero para algunos; menos poder y menos dinero para los demás?

3 thoughts on “El mundo es ancho y ajeno – mis pensamientos (parte 2)

  1. Ricardo Garcia

    Me gusta, en general, el post. Por otra parte, estoy en desacuerdo con el final, y a continuación trataré de dar mis razones y de responder a la pregunta que planteas. Si bien es cierto todo lo que dices, la cuestión también del sistema es siempre tratar de “capitalizar” (acumular) las fuerzas de producción social de todos los individuos, (¿no?). El problema es que, tal vez, lo logran, pero siguen por ahí muchas cosas sin capitalizar. El asunto es que sí, desperdiciamos nuestra vida, pero también dejamos rastro de una fuerza no completamente capitalizable, una (si quieres) mínima partícula que no puede entrar a la lógica del capital (llámale gozo, alegría, concordancia con la tierra, panteísmo, el himno de la quinta internacional [que se cuenta en la novela pero no se transcribe], etc) . En este sentido, a tu pregunta vale decir que sí, la vida se define por demostrar dominios, no obstante, mucho de la vida pasa en las “desterritorializaciones” que tenemos de esos dominios, hasta que muy pronto lo que nos queda son más narrativas de esos flujos que el hecho de haber formado parte de ellos. Pronto, tu pregunta se anula (creo) porque tan oprimido está el que obtiene placer del sufrimiento de los otros, como el que le da placer a los amos… (No sé si esto tiene sentido… [ojalá sirva para la conversación]).

    Reply
  2. Jon

    “Admito, no sé mucha de la historia latinoamericana.”

    Pero estas novelas mismas te dan un sentido de “la historia latinoamericana,” ¿no? Te pregunto sobre por qué sientes que hay que suplementar lo que dicen ellas con (por ejemplo) lo que dice Wikipedia sobre el Apra. En otras palabras (y esta es una pregunta abierta): ¿Qué aprendemos de la historia a través de la ficción, y qué no?

    Reply
  3. Sara Ortega

    “Admito, no sé mucha de la historia latinoamericana” ¡Creo que está bien que te sientas así! A veces yo también me siento así. Realmente no necesitas saber mucho porque todavía has podido formar tu opinión. “La lucha por el poder y la riqueza parece ser una fuerza impulsora en la sociedad actual.” Me gusta lo que dices aquí, estoy de acuerdo contigo y creo que esto es de verdad en una generación digital es difícil mantenerse alejado de la comparación e intentar competir con otros.

    Reply

Leave a Reply to Sara Ortega Cancel reply

Your email address will not be published.