Ifigenia: Diario de una señorita que escribió porque se fastidiaba (1924)

Al hojear las primeras páginas de la novela Ifigenia se hace marcadamente evidente que la perspicacia de la autora, Teresa de la Parra, contrasta con la ingenuidad de su protagonista María Eugenia Alonso, y, por ende, con lo que este personaje escribe en su carta. El resultado es que en este segundo nivel del texto, o sea, el segundo texto mismo, la autora utiliza una y otra vez juegos de palabra. Esto se hace aparente a partir del subtitulo de la primera parte: Una carta muy larga donde las cosas se cuentan como en las novelas. Claro, dado que María Eugenia reescribe los suecos de su pasado reciente, en los que se ve como la heroína de la novela de su propia vida, la que es “más bonita y mil veces mejor que las novelas escritas” (10 ). Con esta carta nos ofrece un contexto para la primera parte de la novela y a la vez forma la primera parte en sí. En el relato de su viaje de Biarritz a Carracas el lector puede leer los ecos de la voz de la Parra también. Por ejemplo, la protagonista confesa a su amiga que “yo, que sé mentir bastante bien cuando hablo, no sé mentir cuando escribo” (7). Con esta línea la autora crea una autora secundaria fidedigna que, en torno asegura que de la Parra también se vuelve digno de confianza.

La pregunta que surge, entonces, es ¿Para qué? ¿Para qué esconderse – o revelarse – a través de la chic jovencita? Posiblemente la respuesta se encuentra en el título de la novela misma. En esto vemos otro juego de palabra. A primera vista se puede leer lo para decir que esta señorita escribe porque está aburrida, como sugiere el título de la versión en inglés, traducida por Berite Acker: Diary of a Young Woman who Wrote Because she was Bored. Sin embargo el título es más ambiguo en español. A primera vista parece que lo que le fastidia es la escritura, aunque después de leer los primeros párrafos de la carta el lector averigua que es la <<prisión>> de la casa de su Abuela que le fastidia (“aquella casa tan fastidio-o-o-o-o-o-o-osa” [79]), al igual que la realidad decepcionante de La Guaira en comparación con sus recuerdos románticos de este lugar de su infancia. A la vez, se lee en las últimas páginas de la primera parte que ser mujer le fastidia tanto. Así, María Eugenia no escribe porque escribir le fastidia, sino porque la casa / la realidad / ser mujer le fastidia. El acto de escribir alivia este fastidio. Entonces, el lector puede preguntarse si esta casa simboliza la Venezuela de la autora, o, si la escritora comparte la misma frustración por ser mujer a principios del siglo XX que siente su protagonista. Puede ser que este <<diaro>>  es más una autobiografía que una obra de ficción. Cuando el lector lee bajo la superficie del segundo texto no es sorprendente averiguar que de la Parra experimentó la resistencia del dictador venezolano Juan Vicente Gómez, quien le había negado el derecho de publicar su novela en Venezuela. Por ende, de la Parra decidió trasladarse a París, y, no irónicamente es esta ciudad que su protagonista elogia una y otra vez por haber experimentado tanta libertad allí…

4 thoughts on “Ifigenia: Diario de una señorita que escribió porque se fastidiaba (1924)

  1. Michelle Perez

    Es popular que las autoras usen las experiencias y pensamientos de las protagonistas para expresar lo que piensan ellas. El instante particular en cual estoy pensando que ocurre en este libro es en la pagina 39 donde cuenta Maria Eugenia que ella levanta la pluma para abrir el alma con ella. Creo que Teresa de la Parra esta diciendo es que por eso escribo yo y por eso Maria Eugenia siempre habla del estado de su alma.

    Reply
    1. 590jennifer Post author

      De acuerdo Michelle – también esa frase me ha empujado a reflejar sobre esta posibilidad de ser autobiografía (en parte)…al igual que la parte en que Maria Eugenia describe “esta tesis la que voy a desarollar ante tus ojos” (10), referiéndose a la calidad de escritura en las novelas ya escritas. Es cierto que esta novela tiene un fin didáctico, ¿no?

      Reply
  2. Austin

    Tienes unas observaciones interesantes…no sé mucho de la autora pero estoy animado para aprender más sobre ella y ver que conexiones hay entre ella y la protagonista.

    Reply
    1. 590jennifer Post author

      De acuerdo Austin! De misma manera no sé mucho en este momento sobre Teresa de la Parra, salvo unos datos que encontré rapidamente sobre su elección de trasladarse a Paris. Seguarmente vamos a enterarnos de mucho más en cuanto a la vida de la autora a través de la lecutra y también a través de este proyecto de Wikipedia.

      Reply

Leave a Reply to 590jennifer Cancel reply

Your email address will not be published.