Monthly Archives: March 2017

Insensatez

El libro, Insensatez, escrito por Horacio Castellanos Moya, es un libro narrado por alguien que como el autor, tambien tuvo que fugir de si pais por causa de problemas politicos por un dictador abusador que no toleraba otras opiniones que no eran las suyas. Con este libro, el narrador nos ayuda a entender las voces diferentes que existen para crear un testimoinio, donde los testimonios son traslados desde lo oral al escrito para crear este libro. Aqui, el narrador se encontró editando un documento de 1100 paginas que era llena de testimonios del genocidio cometido por el gobierno contra el pueblo indigena que en este libro es claro que representa el pais de Guatemala. Pero, con este libro, es claro que hay muchas cosas y factores que entran a un testimonio. Por un lado, tiene las voces de los testigos y las victimas que estan tratando decir su lado de la historia, si no que varios elementos que pueden influir la version final del testimonio. Es claro que estos testimonios atormentan las crueldades de los testimonios que ha escuchado desde los indigenas, describiendolas muy detalladamente, mezclando sus sentimientos con lo que paso. Con esto, los lectores se encuentran confrontados con los testimonios de lo que paso en Guatemala desde el punto de vista de varios testigos y sobrevivientes de las agresiones del gobierno. Por eso, el informe del protagonista tiene un funcion politicia importante, porque el ayuda a traer informaciones y testimonios que anteriormente no eran acesibles por mas que una puqueña parte de la populacion. Este libro, como otros que hemos leido, habla de tragedias que acontecieron y pueden caber en la historia de varios paises, no solamente Guatemala. Es por eso que este libro tiene tan grande importancia, y ayuda a traer estas tragedias a la luz.

Insensatez

Insensatez nos muestra el efecto seguido de la guerra y trauma en una manera que habla de su capacidad de lastimarnos años después del evento. Por usar un narrador completamente inepto para este trabajo – un hombre grosero y obsesionado con el sexo trabajando con 1100 páginas del material más espantoso posible – Moya nos muestra a la vez los mecanismos extraños de supervivencia que inventarán los humanos para superar el terror, y el poder eventual que la trauma puede disfrutar sobre sus oponentes menos probables. Solamente por editar y leer los cuentos de los asesinatos, torturas y masacres, el narrador de Moya entra la misma paranoia y depresión que alguien que pasara por la misma violencia de primera mano. Su humor negro no es suficiente para luchar contra lo que lee. Los actos de violencia ni siquiera están mostrados directamente – nosotros como lectores somos solamente observadores de lo que hacen al narrador, y este efecto de segunda o tercera mano es suficiente para darnos miedo. Violencia no sólo afecta los que que lastima originalmente. Se queda en la consciencia de un país años después y tiene el poder de hacer más daño.

El narrador encuentra belleza en unos pasajes escritos por las víctimas indigenas del masacre, pero la poesía al final no es suficiente para seguir siendo feliz en su trabajo. Eventualmente la escala del terror se supera – “nadie puede estar completo de la mente después de haber sobrevivido a semejante experiencia”.

Insensatez


Insensatez, escrito por Horacio Castellanos Moya es sobre un extranjero que tiene que revisar y editar 1100 paginas de testimonios sobre la tortura de la populación indígena para publicar. La primera frase, “Yo no estoy completa de la mente, “ nos da una idea como seria la historia. Esto fue una parte de los testimonios de los víctimas. Las historias que tuvo que leer también hace un gran impacto al narrador por ver el sufrimiento que pasaron, “Nadie puede estar completo de la mente después de haber sobrevivido a semejante experiencia.” Me parece muy interesante que la historia empieza con mucho detalle de las experiencias para crear una imagen para los lectores . Primero, describe la primera experiencia de un hombre que habían dejado por muerto entre los trozos de carne de sus  hijos y su mujer. Inmediatamente, Nos da una idea el nivel de estado mental de las victimas. También tenemos que pensar en como el narrador se sintió y como escribiría, si revisaría  estos tipos de testimonios. Debería dejar algunos detalles de las historias, o contar todo y preservar la verdad?  Aquí vemos la importancia de preservando la verdad para todo el mundo conoce y aprende del maltratamiento hacia los indigenas.  

Insensatez

Insensatez es una novela escrita por Horacio Castellanos Moya que revela las injusticias contra los indígenas. El narrador sin nombre de la novela fue exiliado en un país vecino después de escribir algo sobre el presidente de su país. La iglesia católica, una institución que no le gusta al narrador, le encarga a editar un informe de once mil páginas. Este informe documenta los masacres perpetrados por el ejército del país que no nos dice su nombre, contra la población indígena desarmada. Esa violencia es perpetrada por la gente de autoridad que tiene el poder político. El informe tiene testimonios de los sobrevivientes y los testigos de los muchos años de atrocidades cometidas contra ellos. Los testimonios describen las matanzas, las violaciones, las torturas y los asesinatos. Pero dentro de la descripción de los horrores hay un poco de poesía. El imperfecto español de la gente indígena hace una poesía involuntaria. Pero el narrador copia los testimonios en un cuaderno personal y eso invita al peligro. En la novela vemos también el efecto que tienen los testimonios sobre la psicología del narrador, dice que “nadie puede estar completo de la mente después de haber sobrevivido a semejante experiencia.” Esta novela sobre la violación de los derechos humanos y las atrocidades cometidas nos da cuenta de la inmensa violencia de los países de América Latina. Vemos las consecuencias de una guerra civil sobre la población indígena. Pienso que no es necesario dar un nombre al país en que sucedieron los masacres porque esta situación es aplicable a otros países que han pasado por guerras civiles y genocidios.

 

Insensatez

El libro, “Insensatez”, escrito por Horacio Castellanos Moya, nos cuenta la historia sobre un hombre que acepta la tarea de revisar y editar la versión final de un informe que señala el genocidio sufrido por los pueblos indígenas. Se mezcla la vida cotidiana del narrador con los testimonios que están en el informe. Aprendemos la reacción del narrador después de leer los mensajes de los testigos, los que involucran actos de violencia, y vemos que el narrador se asusta al leer estos textos. Creo que este libro demuestra el poder de los testimonios. Es diferente que los libros que hemos leído porque el autor expresa los testimonios desde el punto de vista de un editor. También enseña la complicación de los testimonios, como la información de ellos tiene que ser primero extraída y analizada antes de que pueda caberse en el conjunto. Creo que la mezcla de la realidad con las frases muestra el efecto que tiene uno en el momento de escuchar a los testimonios; o sea, el testimonio puede afectar la emoción y la interpretación de uno sobre un hecho o un evento. “mi mente se me fue de las manos y no tuve ya momento de sosiego, que las barbaridades que una y otra vez leía… y cuando mis ojos no estaban repasando el texto en la pantalla era mi mente la que se transportaba al teatro de los hechos y entonces ella ya no era mía” (p.69). Este libro me recuerda sobre la discusión que tenemos en la clase antes, ¿si importa la verdad? En este caso, diría que sí porque la verdad no sólo ofrece una manera de entender el otro sino también afecta a los eventos espontáneos a partir de entonces.

Insensatez

Insensatez es una novela escrita por Horacio Castellanos Moya, cuya historia se supone que tendrá lugar en Guatemala. El libro se abre con una frase que implica toda la historia: No estoy completo de la mente. Un narrador sin nombre tiene que salir de su país debido a un comentario de racismo que hizo sobre el Presidente Africano, que no tenía la intención de hacer. Después de emigrar a otro lugar, se contrata para editar las 1100 cuartillas sobre el massare contra los indígenas. A lo largo de su obra, a menudo está fascinado por las palabras de los indios, pero al mismo tiempo, su mentalidad se destruye por la violencia que se les realiza. Mientras tanto él conoce al equipo de antropólogos forenses cuyo trabajo es desenterrar los huesos de las víctimas y corregir las cuartillas. Sus relaciones complejas con las mujeres le causan una infección y le hacen aislarse a un lugar donde no puede ser interrumpido. Después de tres días de soledad, se vuelve paranoico y se siente como si fuera el teniente de los testimonios de los indígenas. Al final la gente grita “¡Todos los niños de los niños del saber son los asesinos!” pero nada se ha resuelto. El libro toma la forma del corriente de conciencia. Las oraciones son muy largas y se prolongan, ya que el libro está compuesto por los monólogos del narrador por la mayor parte. De la obsesión sexual al miedo y la amenaza, sus sentimientos internos se muestran desnudos. Vemos las consecuencias traumáticas de la violencia a lo largo de la evolución del estado metal del narrador.

Insensatez

Insensatez está escrito por Horacio Castellanos Moya sobre un escritor que tiene que ir y editar y revisar sobre todos los historias de los masacres que pasaron (en Guatemala). Los militantes hicieron muchos matanzas y horrores a los indigenas y eso es lo que tiene que documentar el autor. Hace este proyecto para la iglesia católica aunque él es ateo porque es buen dinero. Tiene que “recuperar la memoria de los sobrevivientes y testigos de las masacres.” Él está muy afectado por las historias y se vuelve un poco loco.

Lo que está interesante es como para los indigenas, de recordar los eventos del pasado fueron dolorosos pero a la vez terapéutico. La oralidad de los testimonios es lo que da peso a su verdad. Tenemos que confiar los hechos basados en sus historias orales. Pero para el autor, los testimonios le afecta su forma de ser y le causa paranoia. También que se siente atrapado por su lugar en el trabajo. Está interesante por un lado como el testimonio puede liberar alguien a la vez atrapar el otro. Un genocidio no solo afecta los que fueron matados y sus familias pero los afectos se extiende a toda la sociedad y cambia toda la historia.

SPAN 495, Ideas y Comentarios Sobre La Verdad 2017-03-27 12:19:00

Insensatez



"Insensatez" es una novela escrita por Horacio Castellanos Moya en 2004 sobre un escritor salvadoreño que ha sido exiliado de su país. El arzobispo de otro país sudamericano, que se entiende Guatemala por los nombres y atrocidades mencionadas, le pide que sea redactor de un informe de 1.100 páginas sobre la violencia aprobada por el gobierno hacia los pueblos indígenas.

La historia se reúne, entrelazando el humor negro con la violencia, y las frases del narrador. Su propia historia y acto de vida descansan entre las escenas de horror experimentadas por cada uno de los pueblos indígenas. En un nivel puramente literario, este libro está bien escrito y bien redactado. Las oraciones son muy poéticas, aunque difíciles de estómago a veces, y fluye bien.

Sin embargo, me resultó muy difícil leer la mayor parte de este libro. No soy una persona que encuentre posible leer historias con violencia inmensa, particularmente violencia sexual, y ése es uno de los hilos principales a través de la novela entera.

Una cosa que me parece tan fascinante, aunque repugnante al mismo tiempo, es que al personaje principal se le da un trabajo para releer más de mil páginas de testimonios y nombres de víctimas y sobrevivientes de tortura absolutamente insondable, especialmente la violación. Y sin embargo, al mismo tiempo, él está pensando en dónde y cómo será su próximo encuentro sexual, quién estará con ... qué podría suceder y luego diciendo qué sucede. Justo al lado de esta escena sexualmente explícita de su escapada es una escena de violación detallada y grotesca. Aunque reconozco que esto se hace a propósito por Castellanos Moya, y que este personaje principal está claramente desquiciado de una manera muy obvia, hay algo inquietante y preocupante sobre la forma en que la mente del narrador sigue fantaseando.

Hay realmente dos tramas en esta historia: la primera es el testimonio que el narrador debe leer, y la segunda es la historia de vida del narrador y su reacción, o capacidad de digerir, la violencia en la que debe sumergirse para editar. Lo que me parece irónico es que está leyendo sobre la violencia, pero la forma en que actúa e interactúa con estas diferentes mujeres en su propia vida también tiene violencia y es grotesca. No sé que él realmente entiende esto de una manera autorreflexiva. La capacidad de uno de salir de uno mismo es absolutamente viene con la madurez y la gracia, de la cual este carácter es severamente falto. El único sentido real de la humanidad y la compasión que se ven en él está en la forma en que los testimonios que lee le afectan. El punto que me dejó el más triste de este libro fue la falta de esperanza que tuvo, incluso en el final. La última línea que alude al sentido del escritor de la futilidad de la vida, o por lo menos la vida dentro de ese país. Pero si realmente no hay esperanza, entonces ¿cuál es el punto de incluso molestarse en contar las historias de estas víctimas?




Insensatez

Este libro refuerza la noción de las diferentes voces que existen al crear un testimonio. El más obvio es el testigo/victima que cuenta su historia de manera oral, y este es grabado y luego pasado a forma escrita. El protagonista del libro Insensatez acierta que el testimonio es editado por periodistas y académicos, y que luego hay una última pasada lo cual es el trabajo del protagonista (una prueba final). El protagonista dice que doscientas de personas están involucrados en un testimonio del tipo que él está trabajando,  incluyendo misioneros. También habla de transcribir las grabaciones y clasificar y analizar toda la información.  En resumen nos da una buena idea de que en un testimonio no está solo la voz de los testigos/victimas, sino que es un trabajo de inmenso tamaño no solo por el hecho de que sea comunal. Esto complica la veracidad del testimonio porque es editado y manipulado por tantas personas entonces hay una presencia de varias voces. Me pareció interesante que el protagonista nunca dice en qué país está, aunque creo que es en Guatemala. Creo que la razón por la cual no sabes el espacio en donde ocurre la trama es para dar un rasgo universal a su obra, diciendo sutilmente que esto pudo haber ocurrido en la mayoría de los países centroamericanos. Un tema recurrente durante la novela es el del poder psicológico que tiene el testimonio sobre el protagonista central. El protagonista se encuentra durante toda la obra teniendo que distanciarse de su trabajo por el trauma que le causa leer historias tan horrorosas. Pero por el otro lado el protagonista guarda un librito donde apunta frases que le parecen poéticos. Esto es bastante raro porque parece que aunque quiere distanciares de su trabajo tiene una fascinación sobre lo que lee, que hasta lo describe a todas las personas que conoce, hasta en momentos inoportunos (como con el obispo vasco). Lo que se puede decir con certeza es que el protagonista sufre de ansiedad por leer las 1,100 páginas de testimonio que tiene que corregir, al punto de volverse paranoico, aunque al final vemos que su paranoia es justificada por el asesinato del obispo. Me pareció interesante como durante toda la novela vemos que el testimonio es confundido con el texto, tenemos varias instancias donde el testimonio es combinado sutilmente con la novela. Creo que es una manera de mostrar como el testimonio de las masacres cometidas por parte del ejército sigue al protagonista y las también a las víctimas de las atrocidades. De cierta manera esta maniobra estilística por parte de Castellanos Moya hace que la novela sea como un testimonio porque constantemente encontramos que están mezclados. Por ultimo lo que salto para mí del libro fue las oraciones largas del libro. Este estilo me hace preguntarme si el autor lo hico a propósito para parecer como un testimonio verdadero, para parecer, por ejemplo, como el testimonio que estaba leyendo el protagonista durante toda la novela. Las oraciones largas hacen que de cierta manera parezca un monologo de pensamientos continuo, y capaz eso sea parecido a un testimonio.