Author Archives: Leyla Salmi

Delirio parte 2

Esta novela es muy interesante y creo que podemos aprender lecciones de ella. La novela abarca temas como el amor, la enfermedad mental, secretos de familia, el abuso y la clase social. El tema de amor me destacó muchísimo. Creo que el amor incondicional que siente Aguilar por su esposa es una de las rara veces que vemos esta tipo de relación en todas las novelas que hemos leído. Me gusta su personalidad porque parece ser tranquilo, paciente y sin un temperamento. Su paciencia para resolver el misterio de su esposa me asombra, y muestra las longitudes que está dispuesto a ir a averiguar exactamente lo que pasó. Por ejemplo, Restrepo escribe:

“…la sonrisa que por un instante borrara de su cara esa expresión sin afecto que ahora la marca como una cicatriz, y me permitiera confirmar que alguna vez amé, que seguía amando, que podré volver a amar a esa persona apertrechada entre su sudadera que se metió en mi cama a resolver un crucigrama y que estuvo todo el día en esas con un fanatismo obsesivo que fue minando mi esperanza (77)”

En otras novelas hemos visto el amor también, pero diferentes tipos. Por ejemplo, la relación entre César y Zoraida tiene mucha tensión y como lectores, no vemos ningún tipo de amor afectuoso e íntimo. La relación entre Matilde y Ernesto es apasionada, rápida y sexual. En la nave de los locos, vemos que Equis tiene relaciones ocasionales y se acuesta con muchas mujeres, aunque vemos una relación que según Morris es “amor real”, pero en realidad es pedofilia. En la novela Ifigenia, vemos que la relación entre María Eugenia y César parece forzada y no es genuino. Una vez más, no vemos una relación afectiva y amorosa. Cesar la controla en la forma de vestir, lo que hace etc.

Otro tema interesante es el amor entre hermanos; entre Bichi y Agustina. Ella trata de protegerlo de su padre abusivo, y vemos que muchas veces Agustina quiere decirle algo a su padre, pero no tiene el valor suficiente para enfrentarse a él. Sin embargo, ella se siente mal para Bichi, y lo consuela todo el tiempo. Restrepo escribe “A ver, nena, nena, no se deje pegar, conteste, defiéndase, pégueme más duro usted a mí, le dice con sorna mi papá al Bichi mienta lo acorrala a cachetaditas” (87).

Delirio – Laura Restrepo (part 1)

Esta historia es extraña, y está llena de misterio. Desde el principio, sabemos que algo dramático ocurrió. ¿Por qué está la esposa en una habitación de hotel con otro hombre? También, tuve dificultad a seguir la historia porque hay diferentes cadenas de historias. Por ejemplo, hay la historia de Aguilar que quiere que su esposa vuelva a ser mentalmente sana. Hay la historia del abuelo de Agustina, con su esposa muy joven. El cuento que a mí todavía no tiene mucho sentido es el de Midas McAlister. La única conexión que veo con el resto del cuento es que Midas es un amigo del hermano de Agustina. También, noté que el dialogo no es ordinario. No hay signos de puntuación, no hay comillas y los diálogos se incorporan en el texto mismo. Es bastante difícil a seguir quien está hablando.

Veo el tema de género en la familia de Agustina. Tiene un hermano mayor (que es “macho”) y un hermano menor (que es “afeminado”). Según las memorias de Agustina, había siempre una tensión entre su padre y su hermano menor. Por ejemplo, Restrepo escribe “Angel Face, le dicen al Bichi de tan lindo que es…pero al padre no le hace gracia, sino que por el contrario le irrita el genio” (38). La narradora describe que Bichi tiene rasgos de Agustina y de su madre. Por estos rasgos “femininos”, su padre le pega constantemente. Por otra parte, al padre le gusta y da respecto al hermano mayor. Aquí hemos trato desigual en función del comportamiento de género. Pobre Bichi no entiende porque su padre le pega, y Agustina le está consolando. Además, es claro que los padres querían tener un hijo varón la segunda vez que tuvieran un hijo. El padre quería nombrar a ese niño Carlos Vicente Londoño y la narradora explica que en cambio de un varón, ella nació. Escribe Restrepo “…pero la que nací fue yo y como resulté hembra me pusieron Agustina… aumentó el mucho esperar en vano a que por fin naciera el elegido” (27). El tono de su descripción parece ser el sesgo en que sus padres no querían tener una hija.

Carmen Naranjo

Los cuentos de Naranjo son interesantes. Me gustó el cuento “Dieciocho formas de hacer un cuadrado”. El narrador es un niño que está enfermo. Al principio describe que tiene un amigo, Pepe, que es un “muchacho más entretenido del barrio (Naranjo 17). Después, el narrador se aburre y invita a sus amigos a un certamen para crear dieciocho formas de un cuadrado. El premio por el ganador es su colección de soldaditos. Cuando el narrador pide que su madre llama a su amigo, escribe “no me gusta ese mundo de rara comunicaciones que tiene con vos, que si hoy son meros juegos de niños a punto de ser hombres, mañana pueden ser cosas de mafias y asuntos sucios.” (Naranjo 21). Es una frase destacada para mí porque muestra que aunque es un niño, piensa de situaciones de los adultos. Me pregunto ¿Por qué habla en niño de esta manera? ¿Qué influencias tuvo para que tema las mafias y los asuntos ‘sucios’? Siguiente, hay otra frase destacada cuando el narrador dice -“Si uno no es uno, es nadie, y no te quiero ver así confundido en el montón.” (Naranjo 22). De nuevo, es una idea profunda y no parece ser de un niño. Habla de la identidad, y como para ser individuo debemos ser fieles a nosotros mismos en cambio de tratar a ser alguien otro. Después, el niño descubre que los cuadrados no sólo son físicos, pero que son formas de describir las situaciones y la mentalidad. Por ejemplo, escribe Naranjo “llegamos a la conclusión de que todos alguna vez nos volvemos cuadrados, sin salida posible, frente a circunstancias que nos disminuyen y acorralan.” (23). No es claro si el niño piensa de eso porque está aburrido, o si tiene realmente significado para él.

Es interesante primero que haya imágines en este cuento. Vemos los cuadrados que forma el narrador. También es interesante que el narrador nos incluya en el cuento. Por ejemplo, siempre usa el “vos” como si hablara al lector. La forma de narrar sigue las formas de pensar como un niño; las ideas parecen de saltar y no hay foco sobre una cosa por mucho tiempo. Esto refleja los pensamientos de los niños.

La nave de los locos – segunda mitad

Al principio, no me gustó el libro. Me parecía lento, aburrido, y sin bastante desarrollo de los personajes. Pero la segunda mitad me parece más interesante. Vemos temas de género, clase social, pedofilia, amor, etc.

Por ejemplo, es interesante que haya un segmento sobre la historia de Adán y Eva. No es claro el papel de esa descripción, y supongo es para crear una crítica a las mujeres. Por ejemplo, la autora escribe “En cambio, la lista de sus defectos [de Eva] es más numerosa; alumnos la juzgaron excesivamente curiosa, charlatana y consideraron que tenia mal carácter, dijeron que era holganza y que era una frívola.” (160-161 Rossi). Además, lo interesante es el cuento siguiente: sobre Equis trabajando en Londres con las mujeres que abortan a sus bebés. ¿La historia de Adán y Eva quizás es una manera de crear parcialidad en el lector sobre la idea de los abortos? También, hay juzgamiento desde los personajes. Por ejemplo, José dice a una mujer embarazada “Para meterse en la cama sí que tienen prisa. Pero después, como si nada.” (168 Rossi). Es una manera de juzgar a la mujer como alguien irresponsable, impulsiva, y traviesa.

Otro ejemplo del tema de género es cuando Equis está pensando a sí mismo en el bar. Rossi escribe “Ser mujer de la vida quería decir… que es a quien pertenecemos todos, es decir, los hombres” (177). Es un ejemplo del patriarcado y la idea de que las mujeres son objetas, y los hombres controlan y poseen esas objetas. No sabemos si el personaje Equis está de acuerdo con esa idea, y parece que es una crítica al mundo real, donde las mujeres a menudo son tratadas como objetas.

Lo más raro en el libro es la pedofilia entre Morris y Percival. Es sorprendente, por falta de una palabra mejor, que un hombre maduro se enamora con un niño de nueve años. Como si esto no fuera suficiente, Morris confiesa su amor en una carta a Equis y Graciela. En lugar de reaccionar en estado de shock o desaprobación, Equis y Graciela simplemente responden por el envío de los artículos que Morris solicitó y lo escriben “El infierno es no poder amar” (Rossi 148). Es como si fuera un mundo sin el remordimiento, la ética o la moral. Quizás por eso se llama “La nave de los locos”.

La nave de los locos – Cristina Peri Rossi

Este cuento era diferente de los otros cuentos y noté que hay un sentido fragmentado a través la novela. Los distintos capítulos nos dan una perspectiva diferente cada vez. Me da el sentido que tengo un trozo de vista en la vida da cada personaje.

Un capitulo que me gustó mucho es “El viaje, VI: Historia de Equis”. Primero, el narrador habla del “extranjerismo” y lo que según él significa ser extranjero. Por ejemplo, escribe Rossi “Son tiempos difíciles y la extranjeridad es una condición sospechosa… tiende a pensar que algunos hombres son extranjeros y otros no. Cree que se nace extranjero, no que se llega a serlo.” (28). Es interesante que ser extranjero es sospechoso, y que el narrador no explica más las razones por eso. Pensaría que ser extranjero sería bueno porque en esos tiempos mostraría la riqueza, porque no todos tienen bastante dinero a viajar. Además, la idea de que alguien nace extranjero nos dice que quizás algunas personas no pertenecen a ningún país. Quizás el nacionalismo no es tiene un papel importante a algunas personas.

Luego el narrador cuenta una historia de una mujer que encuentra Equis. Desde el principio, la mujer le juzga porque tiene acento. Escribe al narrador “¿Es usted extranjero?- le preguntó la mujer, como si eso tuviera mucha importancia.” (Rossi 29). Pero me identifico con ella también porque he experimentado lo mismo cuando viajé a países extranjeros. Siguiente, la mujer empieza a pensar que Equis es loco. Rossi escribe “De cada tres tipos que se me acercan, dos están completamente locos” (29). A partir de este tipo de descripción, me pregunto si el narrador usa la imagen de esta mujer como representación de esta ciudad. ¿Representa ella las normas y los costumbres de esta sociedad?

Otra cosa interesante es el actitud del narrador hacia los descubrimientos de los viajes. Escribe Rossi “La major manera que tiene un extranjero de conocer una ciudad es enamorándose de una de sus mujeres.” (38). Me parece que esta afirmación es absurda. El narrador trata el amor y el romance como si fuera solamente un pasaje de conocer una ciudad, y como si fuera imposible conocer los secretos de cada ciudad sin enamorarse con una mujer. Para mí, es un razón superficial y egoísta para enamorarse. Además, creo que no podemos planear caer en amor – ocurre inesperadamente, y no debe ser forzado.

Clarice Lispector – La hora de la estrella (1977)

El cuento “La hora de la estrella” tiene en cuenta un narrador masculino que describe la vida de una protagonista probre, la norestina Macabéa. Desde el principio, pensé que el estilo de narración es distinto, raro, y misterioso. El narrador, Rodrigo, está explicando que quiere escribir un cuento, pero no sabe cómo hacerlo. Habla de una chica “norestina” a quien le ama. También, menciona que no es un escritor profesional. Por ejemplo, “No soy un profesional; tengo que hablar de la norestina, porque si no, me ahogo. Ella me acusa y la forma de defenderme es escribir sobre ella” (Lispector 18-19). Además, no es claro si el personaje es una persona que existe, o si es ficticia. Hay un momento donde el narrador escribe que es posible encontrarla en la calle.

Quiero comparar un poco las diferencias y las similitudes entre algunas autoras que acabamos de estudiar. Primero, en “La hora de estrella” tenemos un narrador masculino durante toda la historia. Es un contraste a Teresa de la Parra, que ha escrito en voz femenina por casi toda la historia. Veo algunas diferencias en la manera que escriben desde el perspectivo de género diferentes. Por ejemplo, cuando Lispector escribe como Rodrigo, menciona lo que le falta para escribir el cuento: “Tambien he tenido que abstenerme de sexo y de fútbol.” (Lispector 23). Es un ejemplo concreto de cómo el género, y las normas sociales afectan las historias. Como narrador masculino, se ve más aceptable de hablar francamente del deseo sexual. En contraste con María Eugenia, que nunca hablaba de su deseo sexual, a pesar de que era una virgen. Se me hace preguntar, si el narrador en “Ifigenia” era masculino, ¿habrá más discusión del deseo sexual? ¿Quizás la idea de una escritora que use una voz masculina como narrador da algunos privilegios y la libertad de expresarse en modo diferente?

Un tema que se repite siempre es la de la clase social. Vemos en el cuento de Lispector que Macabéa es una mujer muy pobre y sin educación, que trabaja como mecanógrafa. Pero parece que no está infeliz en su vida. Viene de una familia humilde desde el principio. Al contraste, María Eugenia tiene la educación, y viene de una familia de clase media/alta, aunque acaba de perder su herencia. Lo interesante para mi es la gran infelicidad de María Eugenia comparada a la indiferencia de Macabéa. ¿Es peor experimentar un mejor estilo de vida y perderla, o nunca experimentar un mejor estilo de vida en absoluto?

Silvina Ocampo

Las historias de Silvina Ocampo me gustaron muchísimo. Mi primera impresión fue que son imaginativas, extrañas, interesantes y únicas. Hay un montón de fantasía, y se juega con las ideas de los sueños y el tiempo. A Silvina le gusta escribir con tipos de narradores diferentes. A veces es la primera persona, otras veces tercera persona y omnisciente. Algunos temas que a mí se destacan son los sueños, la muerte, la infancia, y los animales.

Una historia que me destacó es “La paciente y el médico”. Al principio, el narrador es una mujer que habla de su enfermedad y su amor extraño hacia su doctor. Parece casi como una obsesión. Por ejemplo, el autor escribe “A veces pienso que es un ángel, otras veces un niño, otras veces un hombre.” (Ocampo 169). Ella habla como si está enamorada. No entiendo como un hombre puede parecer a un niño. Otra cosa interesante es que al principio pensaba que ella está imaginando completamente que el doctor la ama también. Ocampo escribe “si el doctor Edgardo me ha rehuido es porque tiene miedo de enamorarse demasiado de mí” (172). Pero luego el narrador cambia, y el doctor habla. Lo sorprendente es que a él le gusta la mujer. Ocampo escribe como el doctor describe a la mujer “Atrevida y tímida, modesta y orgullosa, fría y apasionada me pareció que no me cansaría nunca de estudiarla.” (173).

Otro cuento que me gustó es “El goce y la potencia”. Es una historia romántica, donde una mujer se enamora con el pintor del cuadro de su hijo. Es también trágico porque ella se enamora mientras que está casada, lo que sugiere que quizás no es realmente feliz en su matrimonio. Al principio, parece que no le interesa el pintor. Pero después, se da cuento que cae en amor con él. Lo que más me gustó es la ironía del fin. Cuando el pintor está pintando el hijo de la mujer, la pintura no le asemeja en absoluto. Todos que ven al cuadro dicen lo mismo – que no le parece. Después de algunos años, la mujer tiene otro hijo y la pintura asemeja al hijo más joven. Ocampo escribe “Nunca sabré si ese retrato que tanto miré formó la imagen de aquel hijo futuro en mi familia o si Armindo pintó esa imagen a semejanza de su hijo, en mí.” (215).

Las fuentes fiables – Wiki proyecto

Caula, Ana Maria. “Struggles for independence: Gender and nation in the work of Teresa de la Parra.” UMI Dissertations Publishing (2002): 1-313. Web. 9 February, 2015

Este fuente es fiable porque es un artículo de investigación escrito por un estudiante de graduado en la Universidad de Pittsburg. El autor, Ana María Caula, escribe su tesis a una audiencia universitaria. Su tesis fue aceptado por John Beverly, Keith McDuffie, y Kenya Dworkin (todos que son profesores en la Universidad de Pittsburg o la Universidad de Carnegie Mellon).  Ahora, María Caula es una profesora en la Universidad de Slippery Rock en los Estados Unidos. Es para las personas que tienen algún contexto de la literatura latino-americana. El propósito de la escritura es describir el papel de las autoras femeninas en los años 20, y el efecto de la modernización de Venezuela en su escritura. Ya que es una estudiante de doctorado que tiene mucho conocimiento de la literatura hispanoamericana, el feminismo, y la escritura de Teresa de la Parra. Este articulo fue publicado por la compañía “ProQuest” que se usa para publicar artículos académicos, corporativos, del gobierno, y de las bibliotecas escolares y públicas.

Este ensayo es largo, de 313 páginas divididas en diferentes secciones. En resumen, las temas que la autora cubre son 1) perspectiva teórica y metodológica. 2) Teresa de la Parra: nación y literatura. 3) Teresa de la Parra: género y literatura. 4) Género y nación en las conferencias “Influencia de la mujer en la formación del alma americana”. 5) Biografía de Teresa de la Parra: la lucha por la independencia. 6) Ifigenia: de cómo la “libertad” de la independencia fue un proceso fracasado. 7) Memorias de Mama Blanca: la “libertad” individual frente a mecanismos de control. En cada sección, Caula discute el tema y incluye fuentes de otros autores que han estudiado Parra.

Podemos usar esta fuente para mejorar la sección de influencias de Parra, por ejemplo, el contexto histórico y político en Venezuela durante su época. Por ejemplo, como Parra captura los temas de la colonización y de independencia. También, Caula capta lo que Parra piensa de su país, Venezuela, durante sus discursos en varias conferencias. Podemos añadir información en la sección de su biografía. Por ejemplo, podemos hablar de como hay diferentes biografías con datos distintos y no certeros. También, Caula menciona que Parra ha usado sus propias citas de sus diarios en sus ubras – para reflejar su vida real en la ficción. También, hay información sobre “Ifigenia” y “Memorias de mama blanca”.

Wang, Lih-Lirng Soang. “Power, language, and culture: Teresa de la Parra In Latin American Feminism.” UMI Dissertations Publishing (1995): 1-132. Web. 9 February, 2015

Esta fuente es fiable porque es un artículo publicado por un estudiante de doctorado que viene de la Universidad de Illinois. Wang presenta su tesis de doctorado de la filosofía en español. Le presenta a un panel de tres profesores de la Universidad de Illinois. También, el artículo fue publicado por la compañía “ProQuest” que se usa para publicar artículos académicos, corporativos, del gobierno, y de las bibliotecas escolares y públicas. El propósito del artículo es explorar el uso del lenguaje por las mujeres, y como el patriarcado afecta la expresión de las mujeres. También, el autor explora las estrategias retoricas que Parra usa en sus obras. Wang es un escritor bien educado en la literatura de Parra, y habla a una audiencia de personas en nivel universitario – lo que es una suposición.

Este artículo es de 132 páginas. El argumento del autor se centra en como el papel tradicional de la mujer, y la complejidad del discurso femenino son temas centrales en las obras de Parra (Ifigenia, y Las Memorias de Mama Blanca). Por ejemplo, el autor describe que Parra es una autora feminista que cree que el matrimonio represa a la mujer. Otras temas incluyen la resistencia al lenguaje masculino, donde Wang se centra en el lenguaje femenino dentro un contexto del poder masculino en la obra “Ifigenia”. Por ejemplo, como los personajes femeninos son muchas veces silenciadas, aunque los personajes masculinos son dominantes. El autor investiga la transformación del discurso de María Eugenia tras la novela. Además, hay una sección de la revisión de las historia de la mujeres. Por ejemplo, Wang describe como Parra inserta las mujeres en la historia en re-escribiendo las biografías de mujeres famosas.

Podemos usar esta fuente a mejorar la información de la biografía, y las influencias de Teresa de la Parra. Por ejemplo, podemos hablar de su punto de vista como autora que está interesada del lenguaje de las mujeres en esta época, y la modernidad que ve en las mujeres jóvenes en frente de la mentalidad antigua del papel de la mujer. También podemos añadir las estrategias retoricas que usa Parra en su novela “Ifigenia”, específicamente, como usa el lenguaje de los personajes femeninas y masculinas a demostrar el desequilibrio de la poder. Además, hay información de cómo Parra ha influido las historias de las mujeres famosas en re-escribiéndolas desde su punto de vista femenina (en lugar de los escritores masculinos). Como así, Parra tuvo un rol activista en la época.

Ramirez, Dolores Alcaide. “Una lectura perversa de Ifigenia de Teresa de la Parra: el placer del espejo.” Letras femeninas 37.2 (2011): 25. Web. 9 February 2015.

Esta fuente es un artículo académico escrito por Dolores Alcaide Ramirez, de la Universidad de Washington. Es fiable porque es publicado en “Letras femeninas” que es el órgano oficial de la Asociación Internacional de Literatura y Cultura Femenina Hispánica. Esta asociación publica los artículos que se centran en los estudios feministas, de género, de sexualidades etc. Ramirez escribe a un lector educado en la literatura de Teresa de la Parra, pero el vocabulario es bastante simple (el público general podría leerlo sin saber Ifigenia). Las suposiciones incluyen que el lector sea conocedor el los problemas sociales alrededor de las mujeres, el rol de la mujer en la sociedad, el feminismo, y el erotismo femenino. El propósito de la fuente es investigar el papel de las amistades y relaciones entre mujeres en el contexto de una sociedad patriarcal. Por ejemplo, Ramirez argumenta que estas relaciones femeninas son amenazas al patriarcado porque da un lugar para mujeres a ganar fuerza y unidad con los demás en una sociedad dominada por los hombres.

El argumento de la autora es que hay una relación amorosa (platónica) entre las mujeres, y también que hay deseo y erotismo entre María Eugenia y Cristina, y entre María Eugenia y Mercedes. Además, la autora describe que las relaciones de amistad entre las mujeres tiene un papel clave en Ifigenia, y que el amor heterosexual no es tan central. Ramirez investiga varias escenas en Ifigenia como la del boudoir modernista de Mercedes y la contraste con la familia patriarcal que desaprueba las relaciones intimas entre María y Mercedes. También, Ramirez describe como la relación de María y el espejo evoluciona a través el cuento: al principio, el espejo es un fuente de adoración y narcicismo, pero al final, el espejo le muestra como fea, pálida y sin vida.

Podemos usar este artículo como una crítica de la obra Ifigenia en la que Ramirez propone las relaciones eróticas implícitas en el cuento entre las mujeres. También, podemos añadir el tema del “espejo” como símbolo fuerte que refleja los cambios internos y externos que experimenta María Eugenia.

Balun Canan – parte 2

Me gustó muchísimo la segunda parte del libro. Hay muchas ramas diferentes de historias que se describen todos a la vez. También noté que hay diferentes tipos de narradores que cambian constantemente, lo que mantiene interesante el desarrollo. Los narradores incluyen Zoraida, la niña, un autor de tercera persona, y en una parte parece que César narra también.

Primero, me destacó la cantidad de brujería, específicamente entre las mujeres. Una escena irónica y quizás divertida es cuando Matilde está embarazada y Zoraida llama a una bruja, Amantina. Amantina piensa primero que es espanta de agua. Después, cuando se ve que no se mejora, Amantina piensa que es “mal de ojo”. Lo que es divertido es la reacción de Matilde. La autora escribe “Matilde, como siempre, se prestó pasivamente a la curación. Y cuando le dijeron que era necesario volver al río, se dejó vestir, como si fuera una muñeca de trapo.” (Castellanos 166-167). Otra cosa interesante es la brujería a cerca de Mario. La nana viene a Zoraida, y escribe la autora “Los ancianos de la tribu de Chactajal se reunieron en deliberación.” (226). Continua a decir que los brujos han empezado a comer Mario. Es cosa realmente extraño y taboo. También, me sorprendió que Zoraida cree en la brujería y piensa que es de veras. Tema que su varón va morir. Para mí parece contraintuitivo porque Zoraida reza, y va a la iglesia, y parece que cree en Dios cristiano.

Segundo, noté el papel de la mujer y en particular la presión de tener hijos. Vemos eso repetidamente en la forma en que se queja Zoraida y Juana. Por ejemplo, Castellanos escribe “’Tú, como no tienes hijos, no puedes saber lo que es esto.’”  (174). Es lo que dice María a Juana cuando Ernesto golpea al niño de María. Es interesante porque veo esa actitud hoy en día. Las mujeres, cuando quieren hacer daño emocionalmente a otra mujer, usan la idea de “no tener hijos” a hacer insultos. Es parte del sistema social, donde la mujer es considerada incompetente basado en el hecho de que ella no quiere o no puede tener hijos. Además, se repite que a Zoraida le hubiera gustado tener más hijos, pero no pudo hacerlo. Escribe Castellanos “”¿Éstos son sus niños, Zoraida?’ ‘Dos. No pude tener más.’” (237).

Balun Canan – parte 1

Mi primera impresión de esta novela es que en el principio, suena bastante imparcial. Sabemos información mínima sobre el narrador, sólo que ella es una niña y tiene un hermano, padres, y parece ser de una familia privilegiada. No nos dice sobre su personalidad, sus aficiones, o sus amigos. Explica el mundo a su alrededor como lo ve.

Este libro es muy diferente del libro pasado, Ifigenia. Se ve que el cuento se desarrolla desde el punto de vista de una niña de siete años. Ella está atrapada en un momento muy difícil, con un montón de cambios sociales, políticos y económicos. A pesar de que todavía no entiende todo lo que ocurre a su alrededor, vemos el impacto que la violencia tiene sobre ella. Por ejemplo, ve a un hombre indio que fue asesinado (macheteado). Más tarde se da cuenta de una similitud en la forma en que Cristo en retratado en una imagen en la iglesia. La autora escribe “aparece un Cristo… y la sangre fluye con abundancia de sus manos.” (Castellanos 41) y luego cuando la niña dice a su madre “Es igual al indio que llevaron macheteado a nuestra casa” (Castellanos 41). Vemos en la reacción de ella que se siente dolor, y está traumatizada por este evento. Parece saber que lo que ocurrió fue mal, aunque no acaba de entender por qué sucedió. Lo que se destaca para mí es la división muy evidente de las clases sociales, específicamente entre los indios y los blancos. Hay un par de escenas que me pareció interesante. Por ejemplo, cuando Ernesto viene a visitar César, Castellanos escribe “Es que… no quiero faltarte al respecto. No somos iguales” (52).

La posición de la narradora es única porque su niñera es una mujer indígena. Vemos desde el principio que hay una amistad entre ambos. La niña confía en su nana. Por ejemplo, la autora escribe “Entonces, como de costumbre cuando quiero saber algo, voy a preguntárselo a la nana.” (Castellanos 26). Me recuerda esta relación de la relación entre María Eugenia y su criada Gregoria. María Eugenia y esta niña ambos confían en su criada y no tienen miedo de hacerles preguntas. Además, es interesante que la nana enseñe a la niña los mitos culturales indígenas. Por ejemplo, habla de los cuatro señores del cielo y como construyeron al hombre.